Dr. Mario World: el mejor producto de Nintendo para móviles

Por José Alberto Cardozo

En 2015, posterior a la entrada de Tatsumi Kimishima como presidente, Nintendo anunció que aplicaría estrategias para diversificar su oferta de productos, siendo su entrada al desarrollo de plataformas móviles, la rama más controversial. Un comunicado de prensa explicaba la alianza con DeNA, empresa especializada en dispositivos móviles y en la infraestructura digital que las rodea, marcando el año 2016 como fecha de lanzamiento del primer resultado de ésta colaboración: Miitomo.

A partir de ese anuncio, se han lanzado seis títulos con resultados mixtos. Miitomo (2016), una app social para conocer más acerca de tus amigos con los Mii de protagonistas; Super Mario Run (2016), una adaptación del juego de plataformas al género runner con mucha polémica debido a su modelo de negocios; Fire Emblem Heroes (2017), una entrega free to play de la saga que ha resultado ser el mejor producto en cuanto a ganancias y engagement; Animal Crossing: Pocket Camp (2017), una versión sintetizada donde debes personalizar tu campamento; Dragalia Lost (2018), un RPG de acción con micro transacciones que ni siquiera ha sido lanzado en Latinoamérica, y finalmente Dr. Mario World (2019), una colaboración con Line Corporation y NHN Entertainment , que parece ser la entrega en la que finalmente Nintendo comprendió al mercado de móviles.

El universo de Mario

Las nuevas estrategias mercadológicas impartidas por Nintendo desde 2015, obedecen a una simple ideología: lo más valioso de la compañía son sus propiedades intelectuales. Esta especie de mantra es lo que los ha llevado a un bienestar financiero, y lo más importante para este apartado, lo que ha hecho sobresalir a sus juegos móviles.

Hasta ahora, cada una de las apuestas por parte de Nintendo ha sido emulando géneros y formulas ya comprobadas en la plataforma móvil, ¿cómo han logrado arrebatar la atención de propuestas similares e incluso superiores? con el carisma de sus franquicias. Sagas como Mario Bros y Animal Crossing, son iconos de la cultura popular, con un encanto que su competencia no tiene.

La línea de juegos móviles de Nintendo, pese a ser colaboraciones, poseen el estándar de calidad de sus entregas en consolas, una increíble dirección de arte, interfaz amigable, escenarios temáticos coloridos, canciones reconocidas, y personajes entrañables; lo que transforma un juego bueno en una completa experiencia. Podrán pensar que la apariencia encima de las mecánicas en un juego no hacen la diferencia, pero la realidad es que la mayoría del público casual preferirá jugar con Mario y Yoshi dentro de Mushroom Kingdom antes que con unos personajes desconocidos en un mundo genérico.

Una receta renovada

A primera instancia, Dr. Mario World parece una integración descarada del concepto clásico de aniquilar virus de la franquicia con la estructura de la saga Candy Crush, pero no lo es. La integración del elemento táctil cambia por completo el ritmo, las mecánicas y la forma de jugar un match-three.

El gameplay converge en una combinación poco experimentada; por momentos funciona como un puzzle por turnos donde puedes pensar con calma cada uno de tus movimientos, y en otros debes ejecutar acciones frenéticas con absoluta precisión en tan sólo unos segundos. Esto se debe a la posibilidad de utilizar varias cápsulas al mismo tiempo, lo cual añade una especie de metajuego de estrategia en tiempo real que modificará tu manera de aproximarte al juego.

Por ejemplo, te quedan dos cápsulas y necesitas aniquilar a tres virus rojos y dos azules, pero los rojos obstruyen el camino de los azules, por lo que debes acabar con ellos primero; el único problema es que la siguiente píldora es azul, no roja. ¿Qué puedes hacer? sueltas la azul lentamente en una zona con mucho espacio, tomas la última, acabas con los virus rojos, y antes de que caiga recoges la azul y la colocas para erradicar a los virus azules, formando un combo con el que superas el nivel en una acción de menos de cinco segundos.

En esta entrega cuenta tanto tu rapidez con los dedos, como tu capacidad táctica. Esta combinación se vuelve exponencial al avanzar en el juego, ya que deberás sumar a la ecuación: las habilidades de tus doctores, los diferentes tipos de virus y la diversidad de objetivos en los niveles. Al final tendrás una dosis de adrenalina que no era posible en las entregas anteriores de Dr. Mario y que definitivamente no existe en otro título similar.

Un multiplayer excepcional

El verdadero diferenciador de esta entrega con la oferta de juegos gratuitos similares y títulos anteriores de Nintendo en móviles, es su modo Versus; un apartado multijugador ilimitado, en línea. Cada partida es una dosis única de emoción vertiginosa embotellada en dos minutos. Menciono tal singularidad, porque cada vez que entras a un duelo, el nivel será irrepetible. Cambiará el rival, los doctores y sus habilidades, el acomodo de los virus y la adaptación del jugador al tipo de nivel que le haya tocado; un número de variables que ni juegos como Tetris o Puyo Puyo poseen.

Con este lanzamiento, Nintendo por fin entendió que uno de los aspectos más importantes en los juegos de este tipo es el factor social, volcando gran parte del juego a ese mercado. Puedes conectar el juego con tu cuenta de Facebook o Line para ver el avance de tus amigos en el mapa, mandar y recibir corazones (vidas), y lo más importante, enfrentarte en línea con ellos. La mayoría de estas opciones existen hace años, pero habían sido atendidos de manera simplona en Super Mario Run o Animal Crossing: Pocket Camp; al contrario de Dr. Mario, donde fueron aplicadas grandiosamente. Sin pedirlo, Nintendo puso un puzzle multiplayer online dinámico en nuestras celulares, y es totalmente gratis.

El paso más firme en móviles

Desde su llegada al mundo de móviles, Nintendo se ha dedicado a experimentar con cada una de sus entregas, saltando de un género a otro, probando con diversos modelos de negocios, intentando lograr el mejor acercamiento a un mercado totalmente diferente al que acostumbran atender. A pesar de sus esfuerzos, no han conseguido una formula definitiva para sus productos, no obstante, Dr. Mario World parece ser el primer escalón firme para alcanzarla.

Al instante puedes notar que este juego fue diseñado de manera diferente a los lanzamientos pasados del estudio, dejando de lado al nicho que consume propuestas más complejos y demandantes como Fire Emblem. El enfoque es hacia un sector que no consume videojuegos habitualmente, un mercado casual que juega 5 minutos al día, pero de manera cotidiana. En esta ocasión han apostado por un juego más universal, con un gameplay más accesible y adictivo, uno que se basa en lo social y en las actualizaciones constantes —de hecho ya fue anunciado un nuevo mundo—. Un videojuego que reúne todos los aspectos fuertes de la plataforma, y que pese a no proponer nada nuevo, lo ejecuta de manera excelsa.

Moderando la monetización

Uno de los aspectos más controversiales de la compañía ha sido la monetización, aspecto que llevó a Super Mario Run a ser el título con menores ingresos pese a ser la franquicia más popular de Nintendo. En Dr. Mario World, el modelo de negocios se posiciona como el más amigable y pro usuario de su oferta.

La prueba del balance en un juego free to play, se define por la relación tiempo vs. dinero que requiere de inversión. Si puedes pasar la totalidad del contenido disponible en un lapso prudente de tiempo, sólo jugando pacientemente, sin el sentimiento de requerir un ítem o personaje para vencer la curva de dificultad, entonces tendrás un juego justo. En cuatro puntos, explicaré por qué Dr. Mario World entra en este espectro:

Primero, cada nivel es prediseñado; a pesar de contar con un acomodo diferente cada que repites un nivel, éste no es totalmente aleatorio, por lo que la dificultad no varía de manera importante.

Segundo, la implementación de las vidas es justa. Es relativamente fácil pasar varios niveles sin perder corazones y existen varios medios que no involucran dinero real para obtener más (misiones, premios, dinero del juego o la ayuda de tus amigos).

Tercero, el modo versus se puede disfrutar de manera ilimitada, sin ningún tipo de obstáculo o micro transacción, incluso existe la posibilidad de ganar monedas, corazones y objetos con sólo jugar.

Cuarto, el modelo de negocios se basa en el coleccionismo del staff médico. Sólo gastarás si quieres a todos o alguno de los doctores en especifico, pero esto no altera o te beneficia de manera relevante en el juego, sólo te da otras habilidades.

A pesar de alejarse de los anteriores juegos de la franquicia y de una notable ausencia de innovación, Dr. Mario World parece ser el primer producto en el que Nintendo comprende al público y la plataforma a la que se enfrenta. Este título balancea perfectamente la posibilidad de pasar el juego sin invertir un solo centavo, con la opción de agilizar todo por medio de micro transacciones. Integra el universo de Mario Bros y las mecánicas de Dr. Mario, con las dinámicas de un juego de móviles contemporáneo. Alterna un modo de juego de vidas que requerirán de pausas con uno infinito y frenético. Un experimento que pese a no tener el número de descargas de sus predecesores, pinta para ser el que más actualizaciones reciba. Un juego con la posibilidad de ser longevo con un bajo costo de mantenimiento e ingresos constantes, parecido a lo que ocurre con Candy Crush. Este paso, aunque se encuentre desapercibido, podría imponer un referente para los futuros productos de la compañía en móviles, especialmente con Mario Kart en camino.

Dr. Mario World está disponible de manera gratuita para iOS y Android.

Si quieres conocer más sobre lo que hay detrás del pixel, suscríbete a nuestro podcast en Spotify, iTunes o Google Podcasts. Para saber más sobre Gris, Florence y otros videojuegos que prometen cambiar tu perspectiva, entra a la sección de Blog y síguenos en redes sociales: Instagram y Facebook

Comenta en Twitter
The Return of the Obra Dinn, vuelve el sello de Lucas Pope

The Return of the Obra Dinn, vuelve el sello de Lucas Pope